Un lugar irrepetible llamado los nieblos

En el alto del nudo

Hoy quiero compartir con ustedes un sitio mágico, ubicado a sólo unos minutos del centro de Pereira.

 

No había pensado antes, que cuando se habla de sitios o imágenes que identifiquen nuestra ciudad, siempre recurrimos a las hermosas obras del maestro Arenas Betancurt, el Bolivar Desnudo, el Monumento a Los Fundadores, El Prometeo, o a sitios más comunes como el Zoológico Matecaña y más recientemente el Viaducto César Gaviria Trujillo o Ciudad Victoria, pero nunca, aún no entiendo muy bien porque, hacemos referencia al gigante que nos ha acompañado desde siempre, que vemos todos los días desde cualquier sitio de Pereira, nuestro cerro tutelar: El Alto del Nudo.

 

Ese rincón de nuestra accidentada geografía, esa montaña coronada por un nudo de bosque nativo, desde donde nos podemos extasiar con el inmenso y variado paisaje de estas tierras cafeteras.

 

Desde allí a mil novecientos metros de altura, podemos apreciar la hermosura del Parque Natural de los Nevados, los montes cercanos a la Florida, desde donde se alimenta el río Otún. Más allá,  las tierras cafeteras:  Salento, Filandia, Quimbaya, Armenia y otra cantidad de municipios del Quindio y norte del Valle, y regresando nuevamente, la sucesión de montículos que llamamos Cerritos y por supuesto toda la extensión de detalles urbanos de Pereira y Dosquebradas.

 

Aunque no acostumbro promocionar proyectos desde este blog, quiero contarles que allí se está desarrollando un proyecto irrepetible: Los nieblos, el primer condominio de montaña de la ciudad, respetando esa gran reserva natural que lo circunda, pero permitiendo a aquellos amantes de las cosas buenas el disfrute de ésta belleza natural.

 

Pocos sitios como éste para disfrutar de una refinada combinación de vinos y quesos, o del sabor de un buen libro con tinto o simplemente el exquisito sabor de nuestra arepa paisa con un espumoso chocolate.

 

Los invito a todos a conocer y a disfrutar de éste cercano y maravilloso lugar y a los que se identifican con éste especial estilo de vida, a hacer parte del selecto grupo de personas  que ya disfrutan de éste refugio natural, sin contar con la excelente valorización que estoy seguro tendrá una inversión en éste, lo repito, irrepetible proyecto.

 

Hasta otra oportunidad.